0 comments

Este es un artículo invitado por parte de Ana Victoria Avedaño, fotógrafa apasionada, estudiante de psicología y operadora turística, especializada en enseñar a los turistas los recorridos populares de una una ciudad y las culturas emblemáticas de un país. Puedes seguirla a través de su fotoblog.

Cruce-de-Shibuya-gente

A la hora de visitar un nuevo destino, nuestro libro de experiencias se llena de episodios geniales e irrepetibles, y no existe nada mejor que saber cómo llenar el álbum de retratos con recuerdos físicos de nuestros viajes.

De la misma forma que un aroma nos trae el recuerdo de un lugar, que una canción nos hace sentir que repetimos en nuestras mentes un momento especial, una fotografía nos puede hacer sentir que repetimos una escena de nuestra propia película.

Antes de comenzar con estos tips, preciso aclarar que en mi opinión personal la fotografía si es un arte, y que por lo tanto es una actividad apasionante y subjetiva que toma diferentes formas dependiendo de quien cree u observe, entonces se entiende que cada quien le añadirá a sus retratos su forma y toque personal.

De la misma forma, estos consejos no són válidos solamente en el ámbito de la fotografía de viajes, sino a la hora de crear escenas para describir un lugar, contar historias o presentar un destino ante nuestros lectores.

A la hora de viajar se dice que existen miles de formas para realmente conocer un lugar, pero para mí las que dan mejores resultados son tres:

Interactuar con su gente, conocer sus sitios históricos, y probar sus comidas. Por lo tanto esas estrategias te guiaran a tomar los mejores retratos, solo debes saber cómo llevarlas a cabo y es aquí cuando entras en acción… Así que vamos por pasos para no perdernos de nada:

Interactuar con locales: Al hacerte amigo de los ciudadanos de una región tienes muchas ventajas, ya que te ayudan a conocer de su propia boca la historia de un lugar, a saber que los hace diferentes a otras personas del mundo, te recomienden los mejores lugares, en fin es como si te abrieran la puerta de par en par para conocer su casa. Y ese es el momento que debes aprovechar, retrata al mejor contador de historias mientras que te cuenta una gran anécdota sobre su país, o retrata a los niños que amablemente te saludan y te preguntan sobre tu lugar de origen, a las personas que bailan en los bares. Captura su esencia en tu cámara, después de todo no es lo mismo una imagen de un sujeto de una localidad fría, que probablemente caminara con su cara seria, sus mejillas enrojecidas y sus manos guardadas en los bolsillos escondidas del frio; que una imagen de un sujeto caribeño que posiblemente camine con sandalias en sus pies y mueva su cuerpo despreocupadamente por las calles de la ciudad.

como-retratar-un-destino3

Conocer sitios históricos: Ya habiendo superado el primer punto, habrás conversado con varios citadinos y te has guardado buenas recomendaciones de sitios para visitar y planes de ocio que realizar. En este momento retrata parte de su arte a través de su arquitectura, de sus calles, de sus atributos naturales. Retrata esa calle histórica que muchos han recorrido, aquel mercado clásico que visitan desde los comerciantes hasta los visitantes, ese parque o plaza que tiene una estatua en honor a algún héroe local. Captura los escenarios que te resulten más emblemáticos y que a la hora de mirarlos te lleven de nuevo a ese lugar especial.

como-retratar-un-destino

Degustar de su gastronomía: En este punto ya tendrás muchas más referencias, tus oídos habrán sido provocados por las conversaciones sobre comidas típicas y tus ojos seducidos por los posters publicitarios en cada sitio de comida que te has cruzado a la hora de hacer tus caminatas exploradoras. Cuando digo retratar los placeres gastronómicos, no me refiero precisamente a tomarle foto a cada comidita que consumas (eso déjaselo a los “Instagramers”) me refiero a todos los ingredientes, cocineros y lugares que hacen parte de la cultura gastronómica de un lugar. Captura esas escenas que contribuyen a la creación gastronómica, aquellos frutos naturales típicos que son ingredientes protagonistas de sus comidas, aquel restaurante famoso por su decoración o temática folclórica, y sí tienes la maravillosa oportunidad de ser invitado a un evento o fiesta por un citadino aprovecha la oportunidad y retrata al chef mientras hace su magia!

como-retratar-un-destino2

Por último, como bonus track te recomiendo estar siempre atento a todos los detalles de un lugar, hasta el más mínimo detalle puede diferenciar ese viaje de cualquier otro y hacer que tus fotos sean únicas. Si quieres añadir un toque especializado en tus fotos te recomiendo leer un poco sobre algunas leyes de la fotografía como la ley de composición y la ley de tercios, estas te servirán para tus retratos de viajes.

Puedes seguir a Ana Victoria a través de su fotoblog o su cuenta de twitter.

About the Author

Luis Cicerone es un especialista de marketing online afincado en Barcelona desde hace ya unos años y obsesionado con los viajes. Le gusta la fotografía, las películas en versión original y los gatos. Entre sus muchas obsesiones se encuentran el chocolate, Lufthansa y el guacamole.

Además de bitacoring.com, Luis habla de viajes y fotografía en su otro blog, xixerone.com.

Leave a Reply