1 comment

Hay pocas cosas peores que caer en la rutina y el aburrimiento.

Con el blogging pasa lo mismo, empleamos tanto tiempo escribiendo artículos sobre distintos lugares que al final se convierte en algo casi mecánico, en un mero reflejo producido por el estímulo de estar sentados frente a una pantalla con un teclado delante.

Está claro, para ser relevante, un blog debe ser completo, informativo e interesante.

De lo que no os damos cuenta, es de que se puede ser las tres cosas sin dejar de ser frescos, entretenidos y divertidos.

Estos son tres aspectos a tener en cuenta para no perder la creatividad y evitar sonar como robots en nuestros posts.

Personalidad e historia

Intenta que tus artículos siempre tengan una historia detrás.

Háblame de Nueva York, de los sitios a visitar en la ciudad, de los restaurantes y de Broadway, pero háblame también de tu experiencia con los taxistas, de la vez en la que tuviste que andar 20 manzanas bajo la lluvia, de los problemas de comunicación que tuviste en el Chinatown.

Un blog que destaca particularmente por su forma de contar historias sin dejar de lado la información útil y relevante, es el de Inés. Si no me crees, échale un vistazo a sus peripecias para cruzar la frontera entre Venezuela y Colombia.

Y es que si quiero buscar información a secas de un país, ya tengo la Wikipedia. Demuestra que detrás del blog hay una persona. Si esa persona tiene sentido del humor, pues mejor.

Sentido del humor

El sentido del humor es fundamental para desarrollar la personalidad de un blog.

Es un aspecto que puede ser difícil de emplear bien, ya que si se usa demasiado, puede dar la impresión de que el blogger es poco profesional.

Lo mismo sucede con el sarcasmo, que puede ser interpretado literalmente y confundir al lector. Recuerda que al escribir, el tono y la intención no son perceptibles.

Sin embargo, a mi entender, en lo que a humor respecta, es preferible pecar por exceso que por defecto.

Y en este apartado, puedes leer esta carta redactada con el culo de Somosviajeros.

Polémica

Los que estéis familiarizados con mi blog de viajes, ya sabréis que esta es una herramienta que suelo emplear con bastante asiduidad.

Despierta el interés de los lectores e incítalos a dejar comentarios e iniciar conversaciones con temas de los que otra gente no se atreve a hablar.

Un ejemplo de este tipo de artículos es el que escribí sobre la obsesión de los asiáticos con la piel blanca. El post simplemente hace referencia a un par de estudios sobre el tema del blanqueamiento de la piel en los países de Asia y los conecta con mis experiencias personales. Sin embargo, es imposible disociar el argumento de este texto de otros temas más controvertidos como el racismo o el clasismo en nuestras propias sociedades. Lo delicado de esta cuestión es obvia cuando se leen algunos de los comentarios.

La polémica, sin embargo, debe tratarse con la mayor delicadeza posible, siempre desde el respeto y evitando comentarios que pueden explotarnos en la cara.

Otros ejemplos de este tipo de post son: Mi experiencia en China, un desahogo de Carmenteira.es o Sexo en Tailandia, los ‘ladyboys’ de viajablog.

——————

Estas son tres cosas que se pueden hacer para sacar nuestros posts de la rutina. Pero seguro que hay muchos más. Si se te ocurre alguna otra, puedes dejarla en los comentarios.

About the Author

Luis Cicerone es un especialista de marketing online afincado en Barcelona desde hace ya unos años y obsesionado con los viajes. Le gusta la fotografía, las películas en versión original y los gatos. Entre sus muchas obsesiones se encuentran el chocolate, Lufthansa y el guacamole.

Además de bitacoring.com, Luis habla de viajes y fotografía en su otro blog, xixerone.com.

One Comment
 
  1. Pingback: Cómo escribir para la web

Leave a Reply