10 comments

Y no, no es un chiste malo.

Ayer volví al gimnasio después de meses de pereza y galletas. La verdad es que fue bastante mejor de lo que me esperaba. De hecho, podría incluso decir que me gustó la experiencia (aunque me estén matando las agujetas).

Y bien, te preguntarás a qué viene esta declaración personal en este blog. Pues me alegra que preguntes, te explico.

Ayer, mientras corría en la cinta de ejercicio y escuchaba a Alanis Morissette en mi iPod (ya me dirás qué tipo de música es esa para ejercitarse, pero es que estoy bastante desfasado musicalmente hablando), empecé a pensar.

Como correr es algo que me aburre en demasía, empecé a divagar sobre las similitudes entre ir al gimnasio y tener un blog de viajes. Hay tantas similitudes que afinando el contenido del post, acabé el programa de 40 minutos de la cinta casi sin darme cuenta. Parte de mis agujetas se las debo a Alanis.

Cuesta empezar. Tanto en el gimnasio como en el blogging, dar el primer paso es una decisión que requiere de una fuerza de voluntad casi sobrehumana. Entre el momento que nos lo planteamos y el momento en que empezamos a tomárnoslo en serio intervienen grandes dosis de fuerza de voluntad y valentía.

Sin fuerza de voluntad no llegas a ningún sitio. Da igual el entusiasmo que le pongas al principio, requieres constancia e inmensas dosis de paciencia para empezar a ver resultados.

Pero si paras lo pierdes todo. En muy fácil distraerse, es más fácil sentarte a ver la tele o a mirar vídeos en Internet. Diferir el trabajo solo empeora las cosas.

Necesitas una estrategia. Si no tienes claro si quieres perder peso, fibrarte, ganar volumen o simplemente mantenerte activo, no conseguirás nada. Igual pasa con un blog. Debes tener claro lo que quieres obtener de él para no decepcionarte. Tu objetivo puede ser convertirte en un fisicoculturista inmenso como 3viajesaldia, tonificar y adquirir calidad como Viajandoporahi o tener un perfil más discreto pero pasándotelo bien como Adictosalosviajes. Pero lo mejor es saberlo desde el principio.

Las instalaciones hacen mucho. Un gimnasio bien equipado puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso. A lo mejor necesitas practicar natación o yoga, pero tu gimnasio no ofrece estos servicios. Esto es extrapolable a la plataforma de tu blog. Un buen gimnasio (WordPress) puede ayudarte a conseguir tus metas antes que uno más mediocre (blogger).

Un buen accesorio ayuda. A lo mejor Alanis no es la mejor opción para mi música de ejercicio. Creo que tengo que revisar mis plug-ins deportivos para mejorar mi rendimiento.

Al principio intimida. No es fácil entrar en el gimnasio y ver la cantidad de músculos y figuras perfectas entrenándose como si no hubiese mañana. Ver “cuerpos 10” y pensar en lo difícil que es llegar a donde estan ellos puede intimidar mucho. Pasa igual cuando empiezas un blog y ves titanes como Viajablog. En estos momentos es cuando debes recordar tu objetivo.

Siempre hay alguien que lo hará mejor que tú. Así que no te desvivas si Trajinando por el Mundo vuelve a ganar el Premio Bitacoras o si Paco Nadal sigue en primera posición del ranking de eBuzzing.

Es más fácil si se hace con amigos. El networking es igual de importante en el gimnasio que en el mundo del blogging. Si tienes apoyos durante el trayecto, las tareas más arduas se hacen fáciles y la constancia es más fuerte.

Cuesta dinero. Tanto el gimnasio como el alojamiento web significan un desembolso de euros.

Pero tiene beneficios no económicos. Aunque el con el blog puedes ganar dinero, los verdaderos beneficios que trae son intangibles y, al igual que con el gym, vienen generalmente a medio o largo plazo.

About the Author

Luis Cicerone es un especialista de marketing online afincado en Barcelona desde hace ya unos años y obsesionado con los viajes. Le gusta la fotografía, las películas en versión original y los gatos. Entre sus muchas obsesiones se encuentran el chocolate, Lufthansa y el guacamole.

Además de bitacoring.com, Luis habla de viajes y fotografía en su otro blog, xixerone.com.

10 Comments
 
  1. Víctor 07/06/2012 at 13:43 Responder

    Joder… Pues si que es cierto que tienen parecido!! Muy bueno, si señor… Yo el gimnasio lo dejé allá hace muchos años… Y no soy capaz de volver a ponerme… Te felicito por ello. Espero que no me pase lo mismo con el blog.

    Un saludo!!!

  2. Aniko 07/06/2012 at 14:15 Responder

    Genio! Me alegrás las mañanas con estas reflexiones! Y me encantó lo de Alanis Morissette, imagino que habrás escuchado “Oughta Know” a todo volumen, es una canción para ponerse a saltar y cantar desaforadamente.

  3. Elisa 07/06/2012 at 14:44 Responder

    Excelente post!
    Lo único en lo que no coincido es en la “supuesta mediocridad” de Blogger vs. la “eficiencia” de WordPress. Yo me vengo manejando muy bien con Blogger, y está muy difundida y probada. Yo veo que otras plataformas como WP, Overblog, etc. encuentran no pocas dificultades a la hora de las visitas y de los comentarios. WP demanda tener una cuenta por ejemplo. También se de sitios personales que han sido hackeados. En fin, es cuestión de criterios y de metas, como bien dices. Yo considero que en cuestión de plataformas y de bloggers, hay muchos que están sobrevalorados.
    Saludos cordiales
    Elisa F. Nievas

  4. Elisa 07/06/2012 at 15:11 Responder

    Regreso porque me quedó un comentario en el tintero.
    Cuando mencionas el networking y que supuestamente “Es más fácil si se hace con amigos”, creo que un artículo como este es un gran aporte al “mundo del blogging”.
    Pero no es lo habitual.
    Hay numerosos “gurúes” que no suman, sino que restan en este pequeño gran universo.
    Y se nota, aunque una especie de claque que los rodea, aparentemente, no lo advierta.
    Gracias de nuevo por este valioso artículo.
    Saludos cordiales
    Elisa F. Nievas
    Rosario, Argentina

  5. Aniko 07/06/2012 at 17:18 Responder

    jajajaja me encantó lo de “tonificar” (aunque en la vida real solamente mi blog está en proceso de tonificación porque yo no piso un gimnasio hace meses!!!) xD

  6. Gildo Kaldorana 07/06/2012 at 17:52 Responder

    Pues yo no voy al gimnasio, pero si a correr al maravilloso parque Can Dragó (por cierto, acaban de florecer los más de doscientos árboles de jazmín y durante unos días el parque se llena de aroma….oriental) que lo tengo aquí, cerquita de casa y que me sale más barato.
    Constante, cada dos dias, diez kilometros.
    Pero creo que más kilometros hago con el blog….es igual….me gusta.
    Buenos consejos que das, gracias
    Saludos

  7. Avistu 07/06/2012 at 18:33 Responder

    Tú no has visto a los cuatro de Viajablog juntos de noche por ahí. Parecen unos Reservoir Dogs hispanos.

    Pero que nadie les tenga miedo, son inofensivos 🙂

    Un saludo,

    Avistu (uno que puede competir brillantemente contigo en carencia de gustos musicales, pero al que le ganas con eso de que tú si que vas al gimnasio)

  8. Adictos a los viajes - José Luis 07/06/2012 at 21:01 Responder

    Ole, ole y ole! Qué buenas reflexiones, te felicito! Qué buen símil… Hay que ver cómo dos actividades tan diferentes tienen tantos puntos en común.
    El gimnasio te va a venir fenomenal ya que, además de tonificarte, jeje, te puede servir hasta de inspiración!
    Por cierto, gracias por la mención!

  9. Goyito 21/06/2012 at 01:17 Responder

    Mmmmmmmmm…. muy bueno y original este post…. yo creo que estoy en la etapa esa de querer comenzar y de ver grandes blogs de viajes que a la vez que me inspiran me causan un poco de intimidación jaja, pero vaya que estoy con ganas de entrenar!!!!!!! saludos!!!

  10. Madaboutravel 19/03/2013 at 12:03 Responder

    Me ha encantado!!!! No me había dado cuenta de la cantidad de parecidos que hay entre uno y otro… Ahora sólo me falta ponerle al gimnasio la misma constancia que al blog, aunque a veces le tenga que quitas horas a uno para darselas al otro, como si fueran hermanos mal avenidos 😉

Leave a Reply