4 comments

Levanta la mano si te identificas conmigo.

Estás leyendo un blog, digamos que es un blog de viajes. Lo lees, lo vuelves a leer y no te enteras de la misa la mitad. A lo mejor necesitas concentrarte, a lo mejor necesitas un Redbull, a lo mejor no es tu culpa.

No eres tú, soy yo… Seamos sinceros, eres tú

Muchas veces, sin importar cuántos cafés consumamos, el texto que estamos leyendo simplemente no funciona. Hay posts que, aunque estén llenos de buenas intenciones, muchas veces son ilegibles.

Estos son los errores de copy más comunes en blogs de viajes.

¡Ese lenguaje!

Vale, entendemos que eres un entendidísimo del vino, pero si tu blog no va dirigido especificamente al segmento de sommeliers y catadores de vino habituales, evita decir que en tu viaje a Chile probaste vinos empireumáticos y de taninos muy astringentes.

El vocabulario especializado en blogs dirigidos al público general puede provocar confusión, dificultad para entender el texto y darte un aire de persona estirada o esnob.

Antes de empezar a escribir, o bien después de editar el texto, considera qué palabras pueden resultar difíciles para tu audiencia.

Si es necesario utilizar un tecnicismo, agrega una breve explicación sobre el término junto a la frase o más abajo.

La estructura, si bien dañada por el paso de los años, conserva intacto su peristilo (galería de columnas que rodea los templos griegos y romanos).

Ante la duda, recuerda que las palabras simples y fáciles de entender no solo te darán una ventaja frente a los lectores de bajo nivel cultural, que son más comunes de lo que imaginas, también aumentará las posibilidades de ser encontrado por google.

¡Ese idioma!

No solo el lenguaje es esencial, la lengua también lo es.

Si quieres vivir la dolce vita en Roma, es necesario estar rilassato y así llegar a sentir el dolce far niente de la Città Eterna.

Estupendo, sabes italiano y eres todo un hedonista. También eres un pedante, o a menos esa es la impresión que das.

Y esto es italiano, si en lugar de este idioma utilizamos uno ininteligible para el hispanohablante corriente, serbio, por ejemplo, ya no sólo eres un pedante, eres un pedante que ha escrito un artículo incomprensible.

De vez en cuando está bien dejar caer la frase extranjera ocasional, después de todo c’est la vie. Si no puedes resistir la tentación, asegúrate de escribirlo en cursiva y con la traducción correspondiente en caso de ser necesaria.

¡Al grano!

Algunas personas, entre las cuales me incluyo, tenemos una extraña facilidad para emplear palabras vagas y con sentidos ambiguos o directamente sin sentido.

Lo que viene siendo el hablar mucho y no decir nada de toda la vida.

Este es un problema que requiere esfuerzo por parte del infractor.

Unos cuantos consejos que puedo darte desde la más profunda experiencia son:

Especifica, acorta las frases y simplifica los textos, empleando, a poder ser, frases cortas y fáciles de leer.

Explica, pero sin salirte del tema. Intenta ser detallado pero organizado, obvia la información que no sea demasiado relevante para la historia que quieres contar.

Enlaza otros posts. Propios o ajenos, que ayuden a explicar un tema. De esta forma no necesitas excederte en acotaciones.

Conoce tu tema

Muchas veces, los textos que no van a ningún sitio son producto de un conocimiento limitado del tema que se trata.

Antes de escribir un post, asegúrate de tener a mano recursos que te ayuden a entender mejor de qué hablas.

Si no eres (o no pareces) un experto en lo que dices, perderás credibilidad.

Conoce a tu lector

Ponte en los zapatos de tu audiencia y plantéate:

-¿Qué preguntas te harías?

-¿Cómo te gustaría que se te contestara a esas preguntas?

Una vez hayas contestado a esas preguntas, sabrás de qué forma escribir un artículo conciso, claro y que la gente querrá leer y compartir.

About the Author

Luis Cicerone es un especialista de marketing online afincado en Barcelona desde hace ya unos años y obsesionado con los viajes. Le gusta la fotografía, las películas en versión original y los gatos. Entre sus muchas obsesiones se encuentran el chocolate, Lufthansa y el guacamole.

Además de bitacoring.com, Luis habla de viajes y fotografía en su otro blog, xixerone.com.

4 Comments
 
  1. chily 08/03/2012 at 16:46 Responder

    Muy buena 🙂

    Un poco de autocrítica nunca viene mal y voy a analizarme en cuanto llegue a casa. Creo que peco de varios puntos aquí expuestos! No siempre, pero a veces. Jummm.

    • xixerone 08/03/2012 at 16:54 Responder

      Gracias Chily,

      Yo también me declaro culpable de casi todos. Al final lo suyo es darse cuenta e irlo corrigiendo poco a poco.

  2. chily 09/03/2012 at 10:30 Responder

    Joer, es que hay cosas que no sé como decirlas en español, Luis!! ¿Como dices “esta aplicación en un must” sin sonar pedante?? 😛

    • xixerone 09/03/2012 at 13:00 Responder

      Jajajaja hay cosas que no tienen traducción. Es verdad

Leave a Reply